fbpx

Anuloma pranayama

Podría decirse que la respiración alterna o nadi sodhana es el pranayama más común y conocido de la práctica de yoga. Pero, realmente existen tres prácticas previas a nadi sodhana: anuloma, pratiloma y viloma.

 

Estos tres pranayamas se describen en textos como la Luz sobre el pranayama de Iyengar, B.K.S., el Hatha yoga padipika y El Yogatattva Upanishad.

 

En el artículo de hoy te hablaré del primero de ellos: anuloma pranayama.

 

 

Anuloma pranayama: qué es

 

Anuloma significa: “en el orden natural”, “con la corriente natural de la fuerza”.

 

También es conocida como la técnica de la espiración alterna.

 

En este pranayama la inspiración se realiza por las dos fosas nasales y la espiración se realiza de manera alterna primero por una fosa nasal y luego por la otra. Es decir, que en este caso, frenamos la espiración.

 

 

Cómo practicar anuloma pranayama: recomendaciones

 

Estas son algunas de las sugerencias a tener en cuenta para practicar anuloma pranayama:

 

-Se debe practicar sentado, en la postura de meditación. Manteniéndote inmóvil y con los ojos cerrados.

 

-La respiración debe ser consciente, lenta y silenciosa.

 

-Las manos de colocan en Vishnu mudra.

 

-Las aletas de la nariz se deben presionar con suavidad.

 

 

Técnica y progresiones 

 

Primero deben realizarse varias respiraciones profundas.

 

A continuación se inspira por las dos fosas nasales.

Se cierra la fosa nasal derecha y se espira con la izquierda.

 

Se inspira de nuevo por las dos fosas nasales.

Se cierra la fosa nasal izquierda y se espira por la derecha.

 

Esto constituye un ciclo. Lo ideal es comenzar con el ratio 1-1, (inspiro y espiro en el mismo tiempo, comenzando por tres segundos y avanzando hasta seis). Más adelante se puede continuar con el ratio 1-2 o 1-3 (espirar en el doble de tiempo que la inspiración e incluso en el triple).

 

 

Beneficios de anuloma pranayama

 

Estos son algunos de los beneficios de este pranayama:

 

-Aumenta la amplitud de la respiración y la regulariza.

 

-Limpia y da fuerza a los pulmones y las vías respiratorias.

 

-Equilibra los sistemas simpáticos y parasimpáticos.

 

-Centra y aporta tranquilidad.

 

– Calma y equilibra la mente, aportando estabilidad emocional.

 

 

Precauciones

 

Deben evitar este pranayama aquellas personas con sinusitis, rinitis o alguna dolencia respiratoria. También, aquellas con glaucoma y afecciones cardíacas.

 

 

Si deseas conocer más sobre el yoga y la práctica del pranayama, vente a probar una de mis clases de yoga en Sevilla. Me puedes contactar aquí.

 

2 Comentarios
  1. Lesly

    Buenos días, quisiera preguntarle a que se debe que una persona con sinusitis no puede practicar este pranayama? En otros lados he leído que si se puede practicar lo cuál me da algo de confusión.

    Responder
    • Siempre Yoga

      Hola Lesly. Habría que tener muy en cuenta cada caso. En algunas personas la sinusitis le provoca dolores de cabeza y este pranayama podría agravarlos.
      Sin embargo, en casos leves de sinusitis y con la realización previa de jala neti (la limpieza con la lota nasal) si sería posible su realización. Siempre es recomendable realizar estos pranayamas con la supervisión de un profesional e intercambiar impresiones.Espero que te haya ayudado mi apreciación.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe artículos, novedades y noticias sobre yoga.