fbpx

Calma en momentos de crisis

Estas líneas no estaban planeadas.

 

Esta semana intenté dar forma a otro artículo, pero mi energía estaba tan dispersa por los últimos acontecimientos, que no fui capaz de plasmar mis ideas de manera clara. Y, como si me viniera un soplo de aire fresco, cambié de idea y decidí dar rienda suelta a mi sentir.

 

Ya sabéis a qué acontecimientos me refiero. Ese virus tan nombrado en todos los medios y que está generando todo tipo de emociones en cada uno de nosotros. Algunas cómodas y otras no tanto.

 

Mi mayor deseo es compartir algunas recomendaciones que puedan ayudarte a encontrar calma en estos momentos.

 

 

La vida con el Coronavirus: una experiencia que nos marcará

 

Es cierto que esta epidemia nos hace vivir en una situación extraña, como si fuese el escenario de una película de ciencia ficción. Como esas películas en la que nos anuncian que el mundo finalizará tras un desastre monumental.  Pero no, no terminará y de esta crisis saldremos más fortalecidos.

 

Desde principios de semana llevo observando el cambio en la energía de mis alumnos. Llegaban a clase con una pesadez inhabitual, que dejaba sus cuerpos en la relajación, en un denso letargo. Como si quisieran escapar de esa nube que pesaba sobre ellos, generada por el continuo debate y preocupación.

 

No han pasado ni 24 horas desde que se decretó el cierre de centros de yoga y gimnasios y varias alumnas ya han compartido conmigo su estado anímico. Una de ellas sentía ansiedad y la otra comentaba que había dormido muy mal por la preocupación.

 

Este “bichillo” nos está removiendo a todos. Muchas personas viven esta situación con inquietud, miedo y desesperación. Es lógico, pues la incertidumbre, en ocasiones, puede colocarnos en un abismo.

 

Por ello, en estos momentos, más que nunca, haz lo posible por conectar con tu interior para que se afloje el miedo y puedas vivir la inseguridad con paciencia y tranquilidad. Porque, todos deseamos encontrar la calma en momentos de estrés y dificultad, ¿no crees?

 

 

Recomendaciones para proporcionarte calma y bienestar

 

Estas son mis recomendaciones para esta “época de retiro en el hogar”:

 

Apaga el teléfono algunas horas al día. El exceso de estimulación que provoca el móvil nos descentra y hace que nuestra energía se disperse en exceso.

 

Evita la sobreinformación de la televisión, la radio e internet. Si sientes miedo e intranquilidad, toma distancia de la fuente. Es legítimo y lógico sentir miedo, pero no pretendas eliminarlo de cuajo. Centra tu atención en buscar actividades que te relajen, para que se afloje de manera natural. Por ejemplo, medita cada día, aunque sean diez minutos.

 

Date momentos de silencio. El silencio es necesario para nuestro cerebro y nuestro equilibrio.

 

Dedica tiempo a esas actividades que habías postergado por falta de tiempo. Ahora es el momento.

 

Algunas ideas:

 

  • Ordena los armarios y haz limpieza. Poner orden en nuestras vidas puede ser muy liberador para nuestra mente.

 

  • Escribe. Deja fluir las palabras y plasma en un papel lo que pase por tu cabeza.

 

  • Estimula tu cerebro con la lectura.

 

  •  Adelanta trabajo atrasado. Ese que no podías llevar a cabo en tu lugar de trabajo.

 

  • Busca entretenimientos que te hagan reír. Ve esa comedia que te hace llorar de risa, escucha a esos humoristas que te suben el ánimo, etc.

 

  • Mueve el cuerpo: haz yoga, baila, haz deporte. El movimiento es salud y nos cambia la energía de una manera increíble.

 

  • Ve películas o series que te nutran.

 

  • Juega con tus niños. Ahora es el momento de conexión y creatividad en casa.

 

 

Ahora más que nunca permítete la introspección, el cuidado personal, la presencia y la escucha. Aprovecha estos días para reconectar. Esta situación puede ser una oportunidad para volver a lo esencial de nuestras vidas: el amor, la entrega y la solidaridad.

 

Si te gustaron estas líneas, te invito a que las compartas con alguien de tu círculo.

  

2 Comentarios
  1. Margarita

    Buenas tardes. Me encanta el articulo.
    Al principio me agobie saber no poder salir y dejar de hacer ejercicio. La vida se paraba en seco. Todo unido a otros acontecimientos recientes. Pero enseguida conecte gracias a las redes y hago deporte todos los días en casa. Algunas clases tuyas también (excepto domingos), con lo que se sobre lleva mejor aparte de otras clases y tareas ( al final casi me falta tiempo).
    Me falta desconectar del teléfono y los momentos de silencio.
    Sobre escribir y plasmar en un papel hace tiempo lo hacía y buena idea retomarlo.
    Seguiré leyendo artículos (soy Triana de Instagram)

    Responder
    • Siempre Yoga

      Hola Margarita,
      Yo creo los primeros días fueron los más difíciles para todos. Una situación desconocida, la incertidumbre de no saber cómo se llevará, etc.
      Me alegro mucho que te haya gustado el artículo y más aún que disfrutes de mis clases de Instagram.
      Creo que muchos de nosotros ya estamos encontrando la manera de adaptarnos a esta situación lo mejor posible.
      Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe artículos, novedades y noticias sobre yoga.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!