Seleccionar página

Clases Privadas de Yoga

La mayoría de las personas que reciben clases de yoga suelen hacerlo en clases grupales, pero también existen otras formas de aprender yoga.

 

Una de ellas son las clases privadas de yoga, una opción que te hará aprender yoga a pasos agigantados.

 

En este artículo te explicaré qué son las clases privadas, qué las diferencia de las clases grupales, cómo y dónde contratarlas y sus beneficios.

 

 

Qué son las clases privadas de yoga

 

Las clases privadas de yoga son un servicio personalizado para una o dos personas enfocadas a un trabajo específico de yoga.

 

Estas clases individualizadas están indicadas para personas con lesiones, embarazadas, deportistas o simplemente personas que desean profundizar en en el yoga y/o llevar a cabo un trabajo concreto de yoga (yoga nidra, respiración, mudras, meditación, etc).

 

 

Diferencias de una clase grupal a una clase privada

 

La diferencia fundamental es que en las clases grupales de yoga, el profesor prepara la práctica de yoga atendiendo a las necesidades del grupo en general y el nivel medio del mismo.

 

En cambio la clase privada de yoga atiende a una o dos personas que solicitan un trabajo específico y personalizado en esas clases.

 

 

Clases privadas de yoga: cómo y dónde contratarlas

 

Si te estás planteando recibir una clase de yoga privada te recomiendo que te informes de la experiencia y formación del profesor, de las condiciones económicas de sus clases y de las experiencias de otras personas que hayan trabajado con él (reseñas o testimonios).

 

Y por último y como siempre digo, sigue tu intuición y elige aquel con el que conectes y que te transmita profesionalidad y confianza.

 

Si tienes en cuenta todas estas variables es muy probable que des con el profesor de yoga adecuado para ti.

 

 

Precios de una clase privada de yoga

 

El precio de las clases privadas depende de algunas condiciones: de los desplazamientos que deba realizar el profesor (en el caso de clases a domicilio), de la formación y experiencia del profesor, del número de clases a la semana, etc.

 

Generalmente se contratan por bonos de clases que suelen tener una caducidad. Se suelen acordar uno o dos clases semanales, según la demanda y necesidad del alumno.

 

Generalmente si el profesor ha invertido mucho tiempo y dinero en su formación y su práctica, es probable que solicite una tarifa más elevada que el resto de profesores, pero de ese modo te asegurarás de recibir clases de calidad y avanzarás en el yoga de manera segura y eficaz.

 

 

Beneficios

 

Estos son algunos de los beneficios de recibir clases privadas de yoga:

 

-Ofrecen la posibilidad de realizar un trabajo específico de yoga.

 

-Se adapta a las necesidades horarias del alumno.

 

-Permite una mayor privacidad. Si te intimida practicar en grupo, ésta es la opción ideal para ti.

 

-Son un apoyo para tu práctica en casa. Al realizar un trabajo específico el profesor puede responder a tus necesidades y preparar clases que luego tú puedes realizar en tu día a día.

 

-Podrás hacer yoga en la comodidad de tu casa.

  

Si tienes una lesión que te impide asistir a clases grupales, te has estancado con tus clases grupales o deseas realizar un trabajo concreto, prueba las clases privadas, te sorprenderás de tus progresos.

 

Si te animas con clases privadas de yoga en Sevilla, contáctame aquí.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un vídeo de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!