La primera clase de yoga

Siempre he pensado que el yoga es un tesoro, un descubrimiento que puede despertar lo más bello de cada uno. Es quietud y observación. Además de muchas otras cosas.

 

En la sociedad occidental de la prisa y la vida hacia el exterior, parar y observarnos puede parecernos temeroso. Por esta razón, el yoga puede despertar un profundo amor o el mayor de los rechazos.

 

El interés hacia el yoga es algo muy personal. Podrán hablarnos de las virtudes de esta práctica mil veces pero, si no despierta en la persona una pequeña curiosidad, nunca se atreverá a asistir a una primera clase.

 

No soy partidaria de insistir a las personas en que hagan yoga. Sugiero que prueben, sin expectativas o les hablo de mi experiencia personal y si les llega bien y si no, también. Quizás no sea el momento. Ni ahora y quién sabe si más adelante. No todo el mundo debe practicar yoga.

 

La práctica de yoga posee un lado íntimo. Es un momento de escucha y dedicación a nosotros mismos. De ahí la importancia de asistir a clases con un profesor con el que sientas conexión. Una persona que te haga aprender, te despierte cosas interesantes, te aporte paz y sobre todo, te enriquezca. Que sientas que has invertido en amor para tu cuerpo y tu alma.

 

Probar cosas nuevas nos hace salir de nuestra zona de confort. Descubrimos potencialidades de nosotros que no conocíamos y de ese modo ganamos más confianza en nosotros mismos. La belleza de conocer algo nuevo está a la vuelta de la esquina y muchas veces somos nosotros mismos los que nos ponemos límites.

 

Si te animas a probar el yoga, aquí van mis recomendaciones:

-Procura no comer al menos dos horas antes de la práctica. En las clases se harán flexiones, extensiones y torsiones de columna y toda presión en tu estómago en plena digestión sería una molestia.

-Llega como mínimo cinco minutos antes del comienzo de la clase. Es una manera de poder cambiar el ritmo de manera gradual. Llegar a la sala, dejar tus cosas allí, respirar. Cambiar de un ritmo rápido del exterior a uno más pausado en la sala de yoga.

-Lleva ropa cómoda. Preferiblemente de algodón. Ropa con la que tengas libertad de movimientos.

-Desconecta tu móvil. Sin vibraciones ni sonidos. En completo silencio. Cualquier ruido puede distraerte de la práctica

-Practica con los pies limpios y sin calcetines. Con los pies desnudos el agarre y la estabilidad en las posturas será mucho mejor. Lo repito mucho, pero en yoga trabaja hasta el dedo pequeño del pie. Y qué mejor manera que dejarlos sueltos.

-Lleva el mínimo de joyas en cuello, manos y muñecas. Tendrás más libertad de movimientos y evitarás desviar tu atención en colocarlos.

-Mejor no hablar durante la clase. Consulta cualquier duda al finalizar la clase

-No sobrepases tus límites. El yoga es un camino que requiere pausa, cuidado y progresión. Tú debes buscar tu propia regulación en la práctica. Sobrepasar tus límites hará que te lesiones y no disfrutes del camino

-Céntrate en ti. El yoga es un camino de autodescubrimiento. Observar al compañero de al lado, sólo conseguirá frustrarte y que te salgas de tu centro.

 Si te animas a probar tu primera clase de yoga en Sevilla contacta conmigo sin compromiso.

Y sobre todo, disfruta de la práctica de yoga.

4 Comentarios
  1. Macarena

    ¡¡¡Como se nota que dejas tu vida en ello!!!!
    Disfrutas ejerciéndolo y comentándolo. Hoy día todo el mundo se atreve con todo, pero se nota donde hay fondo y cultura.
    Una maravillosa profesional!!!!

    Responder
    • Siempre Yoga

      Muchas gracias Macarena. Me hace mucha ilusión recibir mensajes así. Un abrazo.

      Responder
  2. Cristina Reina

    Qué maravilloso trabajo haces.
    Qué Dios te bendiga y te llene de muchos éxitos que te lo mereces. Gracias por todo lo que haces! ????♥️

    Responder
    • Siempre Yoga

      Muchas gracias Cristina. Recibo tu mensaje como un gran chute de energía y cariño. Un abrazo fuerte.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un vídeo de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!