fbpx

La respiración abdominal o diafragmática

La respiración abdominal es la forma de respirar innata del ser humano. Esta respiración espontánea aporta calma a todo el organismo.

 

También llamada respiración baja o diafragmática, permite una gran oxigenación, pues aporta un 70% de la capacidad respiratoria, siendo muy recomendable para casos de ansiedad y estrés.

 

Si deseas aprender la respiración en el abdomen, este artículo puede interesarte. Su práctica te aportará armonía y equilibrio.

 

 

Técnica de la respiración abdominal

 

La mejor manera de practicar esta respiración es hacerlo tumbado bocarriba en un soporte firme y en la postura de savasana, pues permite una mayor relajación y facilita el proceso respiratorio.  

 

Puedes colocar un cojín o una manta enrollada bajo las rodillas para disminuir la curvatura lumbar.

 

Cierra los ojos para conseguir una mayor concentración.

 

La respiración ha de ser nasal, tanto al inspirar como al espirar, pero sobre todo lenta y calmada.

 

Antes del ejercicio, haz dos o tres respiraciones largas y profundas, emitiendo algún suspiro al espirar, dejando que el vientre se aplane y se contraigan los abdominales para que pueda salir todo el aire.

 

A continuación coloca una mano sobre el abdomen, a la altura del ombligo, dejando el codo apoyado en el suelo.

 

Observa dónde comienza la inspiración y dónde acaba la espiración. Para de ese modo, poder tomar conciencia del centro respiratorio, dejando que la respiración venga de manera natural, sin forzarla. 

 

Al inspirar siente como los pulmones se llenan de aire desde abajo, el abdomen se hincha y se levanta por el aplastamiento de la cima del diafragma, pero no por una contracción de los músculos de la cintura abdominal.

 

La inspiración debe ser lenta y cómoda. Si la oyes es porque la haces demasiado deprisa.

 

Al espirar siente como el aire es evacuado de los pulmones por el descenso del abdomen y la subida del diafragma hacia la cavidad torácica.

 

La espalda debe permanecer relajada y las costillas en reposo en todo momento.

 

Continúa así unos minutos, hasta que sientas una sensación de relajación y bienestar.

 

Si sintieses que las costillas se mueve, puedes colocar la otra mano en un costado para comprobar que permanecen inmóviles.

 

Si eso no fuese suficiente, puedes inmovilizarlas colocando una cinta a la altura del esternón, casi en la boca del estómago.

 

Cierra la cinta tras la expulsión del aire. Al inspirar, las costillas tendrán la resistencia de la cinta y no podrán moverse, facilitando así que el diafragma se aplane y el vientre se hinche.

 

Cuando tengas suficiente práctica y la respiración abdominal sea natural, calmada y espontánea puedes incluir visualizaciones que te ayuden al proceso de la respiración.

 

Puedes visualizar la entrada del aire con un color blanco, sintiendo su efecto de vitalidad en el cuerpo y la mente. Con la expulsión, visualizas el aire de color negro, como las toxinas y tensiones de las que se libera tu organismo.

 

 

Beneficios de la respiración diafragmática

 

Estos son algunos de los efectos de la respiración abdominal:

 

-No supone esfuerzo. Proporciona vitalidad, relajación, atención y calma mental. Muy especialmente, descongestiona el plexo solar, disolviendo la rigidez y la ansiedad, provocados por el exceso de tensión física y emocional.

 

Favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo por el masaje a las vísceras abdominales que provoca el movimiento de vaivén del diafragma.

 

Constituye un motor activo de la circulación, pues el diafragma, considerado un segundo corazón, llena la base de los pulmones espirando sangre venosa en abundancia. Consiguiendo una mejora notable de toda la circulación del cuerpo.

 

Ventila la base de los pulmones (su superficie más amplia) y que en las personas que respiran de forma deficiente se mantiene frecuentemente con aire poco oxigenado.

 

 

Practica la respiración diafragmática y cuéntame tu experiencia en comentarios.

  

Artículos relacionados:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe artículos, novedades y noticias sobre yoga.