fbpx

Mejora tu concentración con la meditación visual o tratak

Los practicantes de yoga pueden entrar en el estado de concentración (dharana) de manera indirecta por medio de la técnica de Antar Mouna (purificando la mente) o bien por la vía directa mediante la práctica de Tratak.

Tratak es una meditación visual pero también es considerada un Shat Karma.

Los Shat Karmas son técnicas de purificación o limpieza corporal que permiten un equilibrio entre las energías vitales (Ha: Sol) y las mentales (Tha: Luna).

En este artículo te cuento más sobre esta técnica de meditación ideal para fortalecer los ojos, calmar la mente, desarrollar la capacidad de concentración y ayudar a conciliar el sueño.

Qué es Tratak

Tratak es considerado un proceso de estimulación y purificación visual.

En esta técnica se comienza fijando la mirada en un objeto pequeño externo permaneciendo en total inmovilidad corporal, procurando no parpadear y dejando que las lágrimas broten.

Dada la estrecha relación entre la vista y el cerebro, el control de los ojos mediante la fijación de la mirada permite controlar y transformar los estados de consciencia.

Cómo hacer tratak

Para la práctica de tratak se puede utilizar un objeto que induzca en la mente calma o bien un objeto neutro, que no despierte ninguna idea, ni lleve a la dispersión.

El objeto debe ser pequeño y situarse a unos 60-70 cms a la altura de los ojos. Esto permitirá tener una mínima tensión muscular de los ojos. Puede ser la llama de una vela, una flor, un mandala e incluso un punto negro sobre una pared blanca.

Es recomendable practicarlo sin gafas y en un lugar sin corrientes de aire y con ligera penumbra (en el caso de hacer uso de una vela).

Comienza sentado en la postura de meditación o sobre una silla. Sea en una postura u otra, mantén la espalda erguida.

Cierra los ojos y toma conciencia de tu cuerpo. Permanece en una postura estable y firme pero relajada. Siente total inmovilidad de todo tu cuerpo.

Observa tu respiración natural durante unos segundos y abre los ojos. Dirige la mirada al objeto, de forma estable y relajada y sin pestañear.

Tu mente debe estar centrada en el objeto. Si se evade, llévala de nuevo al objeto de observación.

Puede ocurrir que a los dos o tres minutos sientas fatiga en los ojos y un gran deseo de parpadear. Si vienen lágrimas, déjalas brotar. Ahora bien, si sientes que las lágrimas nublan tu vista, cierra los ojos unos segundos para relajarlos y toma conciencia de la imagen interna que quede del objeto de observación en tu mente.

Es probable que esa imagen se desvanezca poco a poco. En ese momento vuelve a abrir los ojos y lleva tu atención al objeto.

Puedes comenzar con dos o tres ciclos e ir aumentándolos progresivamente.

Meditación tratak

Tipos de Tratak

Existen tres tipos de tratak:

Bahir tratak. Concentración externa

Bahir tratak consisten en fijar la mirada de forma ininterrumpida sobre un objeto externo.

Como comenté anteriormente hay que realizarlo de forma gradual, comenzando por uno o dos minutos, y alargando progresivamente el tiempo, hasta llegar a diez o quince minutos.

Durante la práctica es muy importante no parpadear, ya que cuando se parpadea se quiebra la concentración y es más probable que entren los pensamientos o las distracciones.

Bahir y antar tratak. Concentración interna y externa

Aquí se combinan las prácticas de trata externo e interno.

En primer lugar se practica tratak externo y pasado un tiempo se cierran los ojos y se dirige la mirada al interior (a la pantalla mental o chidhaksa). Si hemos mantenido los ojos un buen tiempo sin parpadear aparecerá un negativo del objeto observado bastante nítido.

En el momento en que ese negativo o contraimagen desaparece por completo, se deben abrir los ojos y dirigir la mirada de nuevo hacia el objeto de observación.

Esta secuencia de ir del objeto externo al interno debe ir alternándose poco a poco.

Antar tratak. Concentración interna

Antar tratak consiste en visualizar un objeto escogido en el entrecejo. Al no establecerse contacto visual con un objeto externo, permite una mayor interiorización y profundización de la consciencia.

Es indicada para practicantes con experiencia pues su realización requiere mantener la mente estable y tranquila.

Además, es necesario tener la capacidad de crear una imagen interna medianamente clara, pues con los minutos de práctica es muy frecuente que la imagen se vaya deformando y desapareciendo. Por esta razón, hay que llevarla de nuevo a la mente hasta que se asiente completamente.

Beneficios de Tratak

La meditación visual aporta los siguientes beneficios:

-Mejora la vista, especialmente la miopía.

-Fortalece los nervios y los músculos oculares.

-Combate el insomnio.

-Calma la mente y mejora la memoria.

-Ayuda a la concentración.

-Permite un descanso cerebral.

-Estabiliza el sistema nervioso.

-Equilibra la actividad de los nadis ida y pingala. Despierta sushumna nadi.

Precauciones en la práctica de Tratak


Si se practica tratak con objetos luminosos de forma regular, es necesario descansar unas semanas para evitar que las pupilas permanezcan dilatadas mucho tiempo.

Si deseas meditar o practicar Yoga Online, hazlo con las clases gratuitas de mi Canal de Youtube.

También puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba