Seleccionar página

El Profesor de Yoga

Profesor de Yoga, Maestro de Yoga, Instructor de Yoga, muchas son las acepciones que reciben aquellas personas que imparten clases de yoga.

 

Algunos se han formado en España, otros en el extranjero y otros no han recibido formación alguna.

 

En este artículo hablo sobre la figura del Profesor de Yoga, los requisitos para impartir clases de yoga, las cualidades de un profesor y cómo encontrar el adecuado para ti.

 

 

¿Buscas un Profesor de Yoga?

 

En el mercado actual de las mil ofertas de yoga y del low cost sería bueno reflexionar sobre qué yoga deseas recibir. Si pagas servicio low cost, recibirás calidad low cost.

 

Habrá una gran diferencia si asistes a yoga en un gimnasio o en un centro. Si recibes clases de un profesor con una práctica personal mínima y sin formación o si recibes clases de otro con una práctica regular y con una formación sólida.

 

Si quieres tomar la decisión adecuada, observa tus sensaciones tras las primeras clases y por encima de todo sigue tu intuición.

 

La confianza y la seguridad son primordiales para sentirte en un ambiente de crecimiento. Busca eso.

 

Un profesor con el que conectes y que sientas que es para ti.

 

 

Cualidades del Profesor de Yoga

 

Estas son algunas de las cualidades que debe tener todo Profesor de Yoga.

 

Práctica e investigación. Se dice que la práctica hace al maestro de ahí la importancia de que el profesor comparta su propia experiencia en la práctica del yoga

 

Entrega, estudio y preparación. Recibir clases de otros profesores que alimenten su práctica, formarse con frecuencia y estudio personal. Todo ello son la base para una buena transmisión de la enseñanza del yoga.

 

Respeto hacia el yoga y los alumnos.

 

Cuidado, escucha y empatía. En relación a las necesidades de los alumnos.

 

Humildad. La humildad permite cercanía y comprensión. El profesor no es el personaje central de la clase. Las clases son el espacio donde tienen prioridad los alumnos.

 

Humor. El humor ayuda a relajar tensiones y en el caso del yoga alguna postura puede dar lugar a alguna situación embarazosa.

 

 

Funciones del Profesor de Yoga

 

El Maestro de Yoga acompaña y guía a los alumnos. Proporciona a herramientas para la práctica del yoga. Su finalidad es que los alumnos puedan llevarse a su vida cotidiana todos los beneficios del yoga.

 

Uno de los beneficios es ser más consciente de tu cuerpo, de tu postura y de tu respiración.

 

Por otro lado, es fundamental que el Profesor de Yoga transmita un yoga accesible a todos. Procurando adaptar las asanas a las capacidades y límites de cada alumno.

 

 

¿Quieres ser Profesor de Yoga?

 

Si sientes que tu vocación o tu Dharma (el deber que se debe cumplir en tu vida) es ser Profesor de Yoga y hacer del yoga tu modo de vida, te felicito. El yoga te aportará más de lo que me imaginas.

 

Algunas personas comienzan formaciones de yoga con la única intención de profundizar en la práctica personal. Aunque muchos son los que evolucionan y que con el paso de los años y de crecimiento personal deciden ser profesores de yoga.

 

Recuerdo compañeros de formación que sentían pánico escénico a impartir clases y que ahora se dedican a ello en cuerpo y alma.

 

Si deseas ser Profesor de Yoga, lo más recomendable es hacer una formación de entre 200 y 800 horas. La formación te proporcionará todos los conocimientos de práctica, anatomía y filosofía necesarios para profundizar en la enseñanza del yoga.

 

Hacer una formación es una inversión de tiempo y dinero pero merece mucho la pena. Aprenderás muchísimo, mejorarás tu práctica y evolucionarás emocional y espiritualmente.

 

Además, crearás vínculos con personas que comparten tu pasión. Verdaderos amigos de alma.

 

 

Cómo ser Profesor de Yoga. Algunos requisitos.

 

La enseñanza del yoga implica energía, compromiso y entrega. Requiere transmitir con cariño y dedicación. Incluso aquellos días en los que estás agotado de tu día a día.

 

El yoga es más que una práctica física. Es una filosofía de vida. Es también un camino de crecimiento espiritual.

 

Tendrás que preguntarte si estás listo para ser profesor de yoga.

 

Son necesarios al menos 2 ó 3 años de práctica personal.

 

Si te gusta enseñar vas por buen camino. ¿Sabes transmitir? ¿Te gusta el contacto físico con las personas? En la enseñanza de yoga el contacto físico es necesario, pues en muchas ocasiones hay que hacer correcciones y ajustes.

 

Hay todo tipo de formaciones, según las escuelas y estilos. Cada una varía en duración y contenido, aunque en su mayoría suelen incidir en la práctica, la pedagogía, la filosofía y la anatomía del yoga.

 

Lo más recomendable es comenzar al menos una formación de 200 horas y de ese modo poder comprobar si la enseñanza del yoga es verdaderamente para ti.

 

Yo realicé una formación de 800 horas que tuvo una duración de 4 años. Me lancé de lleno. Sentía devoción por el yoga. Llevaba muchos años de práctica y había dedicado parte de mi trayectoria profesional a la enseñanza.

 

En cuanto a la regulación de la enseñanza del yoga, aún no existen una única formación reglada. La mayoría de formaciones son ofrecidas por Escuelas Privadas.

 

 

Si buscas un Profesor de Yoga en Sevilla con experiencia y que pueda ayudarte a resolver alguna duda, contacta conmigo aquí.

2 Comentarios
  1. Montse Mora Bordel

    Gracias Ana. Veo que mi profesora de yoga es la idónea para mi

    Responder
    • Siempre Yoga

      Muchas gracias Montse. Me alegro. Agradezco mucho tu apreciación. Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!