fbpx

Relajación para dormir

Dormir bien es esencial para nuestra salud. Un sueño reparador nos proporciona energía y bienestar. Pero en ocasiones dormimos mal por diferentes razones: altas temperaturas, ruidos, dolores, preocupaciones, estrés, desajustes hormonales, etc.

En este artículo podrás disfrutar de una relajación para ayudarte a dormir. La puedes practicar en la cama durante 15 minutos aproximadamente, ¡si no te quedas antes dormido!.

Con esta relajación prepararás tu cuerpo para un descanso profundo y regenerador.

Relajación del cuerpo

Colócate tumbado bocarriba sobre la cama. Asegúrate de tener el cuerpo alineado y de sentirte cómodo.

Coloca las piernas un poco separadas con los dedos de los pies dirigidos ligeramente hacia el exterior. Sitúa los brazos a lo largo del cuerpo y levemente separados del torso.

Una vez que tu postura sea confortable, procura mantener el cuerpo inmóvil y disfrutar de la calma que proporciona la quietud.

A continuación, comienza a hacer un recorrido de todo tu cuerpo, acompañándolo de una profunda relajación.

Siente tus pies y tus tobillos.  Cuando sientas esa parte del cuerpo repite interiormente:

“Suelto y relajo mis pies y mis tobillos.

Suelto y relajo mis pies y mis tobillos,

Mis tobillos se sueltan y se relajan completamente”.

Con cada frase, experimenta una mayor relajación de los pies y los tobillos.

De esta manera, recorre y relaja las diferentes partes del cuerpo:

-Los pies y los tobillos

-Las piernas

-La pelvis y la espalda

-El abdomen y el pecho

-Las manos y las muñecas

-Los brazos

-Los hombros y la nuca

-El cuello y la garganta

-La lengua y la mandíbula

-El rostro

Para terminar repite mentalmente:

“Suelto y relajo todo el cuerpo.

Suelto y relajo todo el cuerpo.

Todo mi cuerpo está suelto y profundamente relajado”.

Relajación de la respiración

Seguidamente comienza a observar tu respiración. Sin modificar su ritmo.

Atiendes al movimiento de la respiración en la parte baja del abdomen, a la altura del ombligo. El vientre se mueve de manera suave, sin cambiar su cadencia.

Intenta relajar esa zona, sintiendo que gana espacio.

Si tienes dificultad para sentir esto, imagina un globo que se infla y se desinfla dentro de tu abdomen. Eso te permitirá tener una imagen más clara de esa parte del cuerpo y de tu respiración.

A continuación lleva tu atención al pecho y por último a la garganta. Observa detenidamente cómo pasa el aire por esta zona y cómo se calienta permitiendo que la garganta se relaje.

Relajación para dormir bien

Rotación de la consciencia

Para ayudar a conciliar el sueño, en esta última fase vamos a hacer una rotación de la conciencia en 4 etapas.

Relaja y siente los pies. Siente calor en la planta de los pies. Una vez que hayas sentido ese calor plenamente, pasa a la siguiente etapa.

Relaja y siente las manos. Siente calor en las palmas de las manos.Cuando sientas ese calor con intensidad, pasa a la siguiente etapa.

Relaja y siente el abdomen. Observa la suavidad, el movimiento ligero del vientre y el calor. Tras sentir el calor con plenitud, pasa a la siguiente etapa.

Relaja y siente la garganta. Siente comodidad y una sensación agradable de aire cálido en esa zona del cuerpo. Una vez que hayas sentido ese calor totalmente, pasa a la siguiente etapa.

Haz tantos ciclos como necesites. Con la práctica sentirás que tu consciencia se afina y que las sensaciones las percibes de manera más rápida y precisa.

El motivo por el que se lleva la consciencia a las manos y los pies es porque son nuestras herramientas de “hacer” en nuestro día a día. Como deseamos dormir, centramos la atención en detener esas herramientas que nos permiten estar activos.

En el vientre se sitúa Manipura Chakra, el centro de poder, de la energía de nuestra vida y también de nuestras tensiones. Por esa razón, soltar esa  zona es clave para relajar el cuerpo.

Según el tantra yoga el estado de despertar se sitúa en el entrecejo, en el sexto chakra,  Anja Chakra, considerado el chakra mental.

Por otro lado en la garganta, concretamente en la glándula del tiroides que corresponde a Vishuddha Chakra, se encuentra el quinto centro de energía. Se cree que durante el sueño, la consciencia permanece en esa zona.

Por último, Anahata Chakra, es el centro de la energía del corazón, donde reside la consciencia en el estado de sueño profundo.


Cuando comenzamos a dormirnos, nuestra consciencia va de una estado de despertar a uno de sueño. Por esta razón, si desplazamos la consciencia de forma voluntaria hacia la garganta (de Anja Chakra a Vishuddha Chakra), ayudamos a modificar nuestra consciencia y a conciliar el sueño.

¡Te deseo un buen descanso!

Relajación para el sueño

Esta relajación guiada de 15 minutos te ayudará a conciliar el sueño de forma fácil y amena.

Si deseas practicar yoga desde casa, hazlo con mis clases de Yoga Online.

Únete a la Escuela Online por sólo 10€ al mes,

sin permanencias ni períodos mínimos.

También puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba