Respiración de la abeja o Bhramari Pranayama

La práctica de pranayamas nos calma, nos fortalece y nos lleva a un estado de paz que es de gran ayuda para alcanzar estados meditativos.

 

Hoy comparto contigo un pranayama sumamente reparador que combina respiración y sonido: Respiración de la abeja o Bhramari Pranayama.

 

 

Respiración de la abeja: qué es

 

Bhramari significa abeja y Pranayama respiración.

 

La respiración del zumbido de la abeja es una práctica que lleva a la interiorización de los sentidos (pratyahara).

 

Con las manos aislamos los sentidos del exterior, llevando a la mente a un estado de silencio, de observación y de paz.

 

Vivimos en un mundo expuestos a constantes estímulos externos, por esta razón, este pranayama es un excelente medio para parar las rumiaciones y observar los sonidos de nuestro interior.

 

 

Cómo practicar Bhramari Pranayama

Estas son algunas indicaciones a tener en cuenta para practicar Bhramari Pranayama:

 

-Se debe practicar sentado sobre un cojín de meditación. La columna debe estar erguida. Se puede adoptar la postura de meditación (ardha siddhasana) o flexionar las rodillas y colocar las plantas de los pies sobre el suelo. En esta última postura, los codos se apoyarán en las rodillas, permitiendo de ese modo, que los brazos descansen.

 

-Antes de comenzar toma conciencia de la respiración durante unos minutos.

 

-Coloca tus dedos índices y corazón sobre los ojos, tus dedos anulares bajo la nariz y los dedos meñiques bajo el labio inferior.

 

 

Inspira suavemente por la nariz.

 

-Coloca tus dedos pulgares sobre las orejas y tapa los orificios con suavidad. Si tapas con demasiada fuerza se pueden producir ruidos internos molestos que no te permitirían la escucha de sonidos más suaves y sutiles.

 

-Al espirar une tus labios con suavidad, mantén la mandíbula relajada y los diente separados y realiza el zumbido de una abeja realizando el sonido desde el paladar. Procura hacerlo con un volumen moderado y que sea confortable de oír. De manera natural, la espiración será más larga que la inspiración.

 

-Lleva tu atención a la vibración que se produce en el interior de tu cabeza, en la cara, el pecho y el resto del cuerpo.

 

Inspira de nuevo de manera tranquila y pausada.

 

-Tras varios ciclos (inspiración + zumbido) quédate inmóvil y observa las sensaciones que han surgido en tu cuerpo tras la vibración. Cuanto más tranquilo permanezcas, más se intensificará la observación.

 

-Haz una pausa si sientes mareos o vértigos.

 

Se puede practicar entre 5 o 10 minutos e incluso más si se desea.

 

 

Beneficios de la respiración de la abeja

 

Estos son algunos de los beneficios de este pranayama:

 

Calma las emociones, disminuye la ira y la ansiedad.

 

Nos conecta con nuestro interior.

 

-Lleva a un estado interno de paz, siendo una excelente preparación para la meditación.

 

Estimula el sistema nervioso parasimpático.

 

Ayuda en caso de insomnio, especialmente si se realiza antes de dormir.

 

Una práctica regular intensifica el sentimiento de bienestar.

 

 

Esta técnica de respiración puede proporcionarte sensaciones muy placenteras gracias a las vibraciones. Practícalo y llenarás tu corazón de calma y bienestar.

 

 

Si deseas conocer más sobre el yoga y los pranayamas, vente a probar una de mis clases de yoga. Me puedes contactar aquí. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un vídeo de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!