Seleccionar página

Respiración alterna o Nadi Sodhana

En un artículo anterior sobre el pranayama comenté que nuestra respiración está directamente relacionada con nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones. Por esta razón, la importancia de trabajarla para ganar salud.

 

Los pranayamas son un buen camino para ello.

 

Si deseas aprender un pranayama sencillo y equilibrante, la respiración alterna o Nadi Sodhana es ideal para comenzar. Con su práctica conseguirás equilibrar tu cuerpo y tu mente de manera cuidadosa.

 

Este ejercicio respiratorio permite un trabajo en progresión, consiguiendo con cada ciclo, que la respiración sea más sutil y que se profundice en el trabajo energético.

 

Para su realización, como con todos los pranayamas, es necesario cierta práctica física de yoga, para preparar el cuerpo y la mente a nivel energético.

 

Anímate a probarlo. Sólo necesitarás 10 minutos y te asombrarás de sus efectos.

 

 

Nadi Sodhana: Qué es

 

Nadi Sodhana es un pranayama que purifica los nadis. Los nadis son canales sutiles del cuerpo por los que fluye el prana (la energía vital).

 

Existen 3 nadis fundamentales:

 

Ida: es la energía mental y se corresponde con el conducto nasal izquierdo. Cuando se hacen ejercicios respiratorios con la fosa nasal izquierda que representa a la luna (chandra en sánscrito), trabaja el lado izquierdo del cuerpo y el derecho del cerebro y se alcanza una energía más calmada.

 

Pingala: es la energía vital y corresponde al conducto nasal derecho. La fosa nasal derecha es el conducto solar (surya en sanscrito) y trabaja el lado derecho del cuerpo, alcanzando con ello una energía más activa.

 

Sushumma: es el nadi espiritual que se abre cuando los otros dos nadis fluyen.

 

Este pranayama concretamente significa:

Nadi: canal sutil y Sodhana: purificar o limpiar.

 

Con este ejercicio respiratorio conseguirás liberar bloqueos y alcanzar paz y bienestar.

 

 

Cómo practicar Nadi Sodhana: recomendaciones

 

Estas son algunas de las sugerencias a tener en cuenta para practicar Nadi Sodhana:

 

-Se debe practicar sentado en la postura de meditación. En una posición inmóvil y estable pero relajada. Los ojos se mantienen cerrados y el rostro relajado.

 

-Se pueden adoptar diferentes mudras (posiciones de las manos) para tapar las fosas nasales. Yo suelo hacerlo con Vishnu mudra. Aunque hay otras posiciones.

 

En este mudra los dedos índice y corazón se pliegan hacia la palma de la mano. El dedo pulgar tapa la fosa nasal derecha y el dedo anular tapa la fosa nasal izquierda. 

 

-Las aletas de la nariz se deben presionar con suavidad.

 

La respiración debe ser confortable y silenciosa. Se comienza haciendo la respiración más lenta y fluida. Una vez que se tenga práctica y que se haga con suavidad y comodidad, se puede comenzar con ejercicios más elaborados (con progresiones y retenciones).

 

 

Técnica y progresiones de la respiración alterna

 

La técnica de Nadi Sodhana es la siguiente:

 

Se comienza inspirando por las dos fosas nasales,

Se cierra la fosa nasal derecha y se espira por la fosa nasal izquierda.

Se inspira por la fosa nasal izquierda cerrando la fosa nasal derecha (aquí comienza el ciclo)

Se tapa la fosa nasal izquierda y se espira por la fosa nasal derecha,

Se inspira por la fosa nasal derecha tapando la fosa nasal izquierda,

Se tapa la fosa nasal derecha y se espira por la izquierda.

 

El pranayama se debe partir de nuestra respiración natural, sin generar tensión en el cuerpo ni a nivel mental.

 

Se puede prolongar lo que se desee siempre y cuando no se sienta demasiado cansancio o fatiga. Normalmente es la mente y el brazo los que suelen cansarse, más que los pulmones.

 

Si sientes pesadez en el brazo, se puede apoyar en el tórax.

 

Aunque en un principio la atención irá seguramente a los dedos, con el paso del tiempo y la práctica, se pueden hacer trabajos de visualizaciones.

 

Visualizamos el aire como el prana que entra por el entrecejo, representando una luz blanca que entra al inspirar y recorre todo el cuerpo llenándolo de paz y que al espirar sale por esa misma zona dejando partir todas las tensiones y preocupaciones.

 

En cuanto a las progresiones es recomendable comenzar con los siguientes ratios 1-1  (Inspiro contando 3 y espiro contando 3 ó inspiro en 5 y espiro en 5) y conforme se controle la técnica ir hacia el ratio 1-2 (Inspiro en 3, espiro en 6, inspiro en 4 y espiro en 8…)

 

Se puede comenzar haciendo 6 ciclos y continuar con 10, 12 o más.

 

 

Nadi Sodhana Versus Anuloma Viloma

 

En ciertas ocasiones estos dos pranayamas son considerados sinónimos y en otras variantes.  Incluso, en otras ocasiones establecen que anuloma es una respiración con escalones (paradas). Depende de las escuelas o manuales de yoga.

 

La diferencia principal entre estas dos denominaciones es que Anuloma Viloma es una variante de Nadi Sodhana, en la que se añade la fase de retención a pulmón lleno (antar kumbhâka, tras la inspiración).

 

 

Beneficios de Nadi Sodhana

 

Estos son algunos de los beneficios de este pranayama:

 

Limpia y da fuerza a los pulmones y las vías respiratorias.

 

Equilibra los sistemas simpáticos y parasimpáticos, relajando éste último.

 

Centra y aporta tranquilidad y paz. Por lo que es ideal para estados de ansiedad.

 

Purifica, limpia y armoniza los nadis (ida y pingala) y los canales chandra y bedhana.

 

-Equilibra la mente, aportando estabilidad emocional.

 

Te animo a que pruebes esta técnica de respiración y compruebes sus efectos.

 

 

Si deseas conocer más sobre el yoga y la práctica del pranayama, vente a probar una de mis clases de yoga. Me puedes contactar aquí.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un vídeo de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!