Samavritti: la respiración cuadrada

El trabajo de la respiración es vital, de ahí la importancia de acompañar la práctica de asanas con la realización de pranayamas. Estos despiertan la sensibilidad del cuerpo y la mente los predisponen a una revitalización.

 

En este artículo te hablaré de samavritti, pranayama que se caracteriza por su sencillez y sus enormes beneficios no sólo para el sistema respiratorio, sino también para la fatiga y el cese de los pensamientos.

 

 

Samavritti: qué es

 

El proceso respiratorio normal consta únicamente de dos fases: inspiración (pûraka) y espiración (rechaka), pero los verdaderos pranayamas comienzan cuando incluyen retenciones.

 

Como comentaba en un anterior artículo sobre pranayamas, las retenciones pueden ser a pulmón lleno (Antar Kumbhâka) y a pulmón vacío (Bahya Kumbhâka).

 

Samavritti es un pranayama que significa: Sama: igual y Vritti: fase o movimiento.

 

Sería un “movimiento o fase igual”, de ahí que se denomine respiración cuadrada, pues posee cuatro fases de respiración de la misma duración: Inspiración, retención en lleno, espiración y retención en vacío.

 

 

Cómo practicar la respiración cuadrada: recomendaciones

 

Estas son algunas de las sugerencias a tener en cuenta para practicar Samavritti:

 

-Se debe practicar sentado en la postura de meditación. La pelvis se apoya sobre los isquiones, la columna se mantiene erguida y el peso bien repartido en el centro de gravedad; el bajo vientre. Los ojos cerrados y el rostro calmado.

 

-La respiración se realiza por las dos fosas nasales de manera cómoda y silenciosa.

 

La atención debe ser total durante todo el pranayama.

 

-Las retenciones se realizan siempre con la glotis relajada. Si en algún momento sientes una tensión en la garganta, se puede ajustar la respiración, recortando la duración de las fases respiratorias o respirando con menor profundidad.

 

-Cuando se practican las retenciones, siempre es recomendable (sobre todo cuando se comienza) inspirar y espirar tres cuartas partes de nuestra capacidad para que las retenciones (tanto en lleno como en vacío) sean confortables.

 

Normalmente se aprende en primer lugar la retención en lleno, por lo que se recomienda prudencia y paciencia en la práctica de la retención en vacío.

 

Si estas resultan angustiosas, es preferible acortarla y realizar una variante de la respiración cuadrada, la respiración rectangular. En ella las retenciones tanto en lleno como en vacío se acortan, realizándolas el mismo tiempo. Para la inspiración y la espiración se mantendría el mismo contaje que establecimos en un principio.

 

 

Técnica y progresiones de Samavritti

 

En primer lugar deben hacerse varias respiraciones abdominales.  Con la atención en esta zona, al inspirar dejaremos que el abdomen se infle de manera suave y al espirar dejaremos que se desinfle siguiendo la fluidez de la respiración.

 

Una vez instalada la respiración abdominal podríamos comenzar con la respiración cuadrada con la misma duración de las cuatro fases:

 

El esquema sería:

-Inspiración

-Retención en lleno

-Espiración

-Retención en vacío

 

Se puede practicar con la cuenta de 2, 3 ó 4 según la capacidad respiratoria de cada persona. Realizando 6 ciclos (una vuelta al cuadrado) y continuar con 10, 12 o más para una mayor profundización.

 

Con el tiempo y la práctica se va encontrando el ritmo personal que permitan un confort y una buena concentración que aporten energía.

 

La atención puede ir tanto al contaje como al frescor del aire al entrar en las fosas nasales, en la retención en lleno a los latidos del corazón, en la espiración al calor del aire y en la retención en vacío a los latidos del corazón de nuevo.

 

 

Beneficios de samavritti pranayama

 

Estos son algunos de los beneficios de samavritti:

 

-Aporta energía y relaja al mismo tiempo.

 

-Mejora la oxigenación del cerebro.

 

-Ayuda a la concentración.

 

-Equilibra las funciones corporales.

 

-Con la práctica continuada, permite una toma de conciencia y relajación progresiva del diafragma.

 

 

La respiración cuadrada no plantea ninguna contraindicación siempre y cuando se respeten los tiempos de cada uno.

 

Únicamente no es recomendable para mujeres embarazadas, pues no deben realizar retenciones de aire durante el embarazo.

 

Tampoco se debe realizarse después de una comida abundante.

 

 

Con la práctica de este pranayama conseguirás un gran equilibro psicofísico. ¡Ánimate a practicarlo!

 

 

 Si deseas conocer más sobre el yoga y la práctica de pranayamas, vente a probar una de mis clases de yoga en Sevilla.  Me puedes contactar aquí.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un vídeo de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!