El yoga en las redes sociales

En un mundo cada día más digitalizado la presencia del yoga en las redes sociales crece de manera exponencial. Por ello, mostrar el yoga en esta ventana al mundo, requiere de unas premisas fundamentales para no desvirtuarlo.

 

La unión de redes sociales y yoga es delicada. En ocasiones puede ser un tema controvertido. Las opiniones son diversas y a veces, el exceso de prudencia en estos medios es tildado de “antigüedad” o de “cierre a los nuevos tiempos”.

 

En la actualidad, el espectáculo de ego y vanidad inunda el mundo digital. Esa es la tónica general. Y no puedo más que mostrarme tajante ante semejante situación que en ocasiones me apena.

 

En mi opinión, en las redes no todo vale. El fin no justifica los medios.

 

 

Mostrarse o exhibirse en el mundo digital

 

En estos medios, el límite entre mostrar y exhibir es muy pequeño debido el uso continuado de la imagen. De ahí, que apelar a la prudencia pueda ser quizás, la mejor medicina.

 

En ciertos momentos, hay inspiración, en otros excesivo “lucimiento” y en otros, grandes enseñanzas.

 

Por desgracia, un gran número de profesionales del yoga hacen de sus perfiles una muestra constante de narcisismo. Es respetable. Cada uno es libre de mostrar lo que desee. Todo dependerá del carácter y de los valores de marca del profesor.

 

Pero no puedo, cuanto menos, quedarme perpleja ante el exhibicionismo constante y muy especialmente, ante la falta de protección de la intimidad. Porque a veces me pregunto: ¿es necesario mostrar cada paso que damos en nuestra vida?.

 

 

Yoguis que triunfan en instagram

 

El número de influencers crece por días y el yoga no es ajeno a este fenómeno. Son modelos a seguir por muchos, ya sean en el ámbito del yoga o en otros.

 

Gurus del yoga o influencers de yoga que en la mayoría de los casos muestran una realidad lejana a todos. Vidas de ensueño llenas de perfección. Pero esas imágenes sólo captan el instante y no las sutilezas de una práctica que requiere años de trabajo.

 

Se están heredando modelos de Estados Unidos; el de un yoga cercano al fitness en el que el único objetivo es el trabajo físico cuando el yoga va más allá de eso. El yoga es por encima de todo unión, conexión y espiritualidad.

 

¿Conectas con esas imágenes de yoguis con poses imposibles que se asemejan a posturas de circo más que a asanas?

 

El contorsionismo y la acrobacia están en voga. Por no hablar de los modelos de ropa reducidos a la mínima expresión y posiciones, en ocasiones, excesivamente sensuales.

 

Todo ello puede generar envidias y muy especialmente frustraciones que disuadan a muchas personas a acercarse al yoga.

 

Posturas que pueden ser inspiradoras y motivantes para unos y para otros el método más eficaz para alejarlos de esta maravillosa disciplina. Sobre todo si se tiene en cuenta que un porcentaje alto de la población padece lesiones o limitaciones para la práctica.

 

Pero cuidado con irse al otro extremo de exponer todas las penas o defectos físicos para que la gente se sienta cercano a ti. Eso sería como volverse “un talibán” de absolutamente todos los dictados del yoga en un mundo occidental. Y eso es poco menos que imposible.

 

Como siempre, en el término medio está la virtud.

 

 

La atadura a las redes sociales

 

El mundo digital nos brinda unas oportunidades maravillosas de conectar pero en ocasiones pueden causar ataduras pesadas, tanto para alumnos como para profesores de yoga.

 

En nuestro caso, para que nos beneficie el famoso “algoritmo” dicen que hay que publicar a diario, responder en menos de una hora, etc. Cuidado con esto. Caer en estas trampas puede llevarnos a todos a un estado de alerta y ansiedad constantes.

 

Esa es la otra cara de las redes. El deber de cumplir con los seguidores que a veces puede llevar a los profesores al otro extremo de lo que desean transmitir.

 

Ahora bien, hay aspectos muy positivos de estas herramientas. Darse a conocer por doquier, promocionar el trabajo y conectar con perfiles de profesores muy valiosos, que aportan valor y contenidos interesantes. Personas con las que conectas porque comparten tus valores.

 

Esos perfiles son los más reducidos. Ellos son los que marcan la diferencia y los que hacen que valga la pena estar presente en estos medios. Profesores que muestran sabiduría, cercanía y humildad.

 

 

Mostrar un yoga real

 

Si deseamos motivar a las personas con el yoga, ¿no sería más enriquecedor mostrar el lado más cercano? Ese que vende menos pero que ayuda a un mayor número de personas a acercarse al yoga.

 

A fin de cuentas mostrarse como personas reales con sus lados imperfectos y con sus dificultades.

 

Los profesores de yoga no somos seres elevados. Somos como el resto de mortales, solo que hemos aprendido unas herramientas que nos permiten lidiar con las dificultades de cada día de manera quizás, más liviana.

 

Y tú, ¿qué opinas acerca de todo esto? Cuéntame en comentarios.

 

 

14 Comentarios
  1. EVA María Reyes Pérez

    En estos días de tanto teletrabajo entiendo perfectamente tus inquietudes sobre el uso de redes sociales. El yoga es una disciplina muy completa y con muchos matices que se suelen perder,según mi criterio,si se practica mecánicamente y sin conciencia plena.Esto último puede ocurrir a veces si nos limitamos a redes sociales.
    Me gusta tener un profesor que profundice en mi práctica de yoga personal,cercano y que me conozca bien.No concibo el yoga de otro modo.Gracias por la reflexión,Ana.

    Responder
    • Siempre Yoga

      Efectivamente Eva. Lo ideal es adaptar el yoga al medio digital pero sin perder su esencia. Gracias por comentar. Un abrazo Eva.

      Responder
      • Sole

        Ana..tú si que eres real,cercana y tremendendamente profesional,tienes mucha razón al indicar que el fin no justifica los medios..somos personas reales con limitaciones y lo que pretendemos es encontrar estabilidad tanto emocional como espiritual..la unión de todo esto es lo que realmente hace que el cuerpo trabaje de una forma natural..
        Creo que como en cualquier disciplina la constancia es fundamental tal,y yo nunca me sentí mejor.
        Enhorabuena por tu articulo👍🤗🥰

        Responder
        • Siempre Yoga

          ¡Gracias linda! Estoy segura de que tu camino en el yoga será largo y enriquecedor. ¡Continúa!. Nos veremos pronto. Un abrazo.

          Responder
    • Paloma

      Ana, soy practicante de yoga suave, digamos, desde hace 10 años. Estoy de acuerdo con tu planteamiento de la práctica, ésto es algo más que pilates
      Ayuda a concentrarte y te pones en las manos de un maestro/a que te va guiando y te ayuda a centrarte en ti mismo.
      Con más o menos asiduidad, a diario ahora o entre semana lo practico y recozco cada parte de mi cuerpo a pesar de la edad, 65, no lo dejaré nunca. Mamaste

      Responder
      • Siempre Yoga

        El yoga es la mejor medicina para el cuerpo y el alma. ¡No lo dejes nunca! Un abrazo

        Responder
  2. Maria

    Hola Ana, estoy muy de acuerdo con todo lo que dices. Yo, personalmente, te he conocido por las redes, aunque ha sido por cuestión de confinamiento, esto ha sido una adaptación al medio y al momento. Creo sinceramente que cualquier ejercicio, ya sea físico, mental o espiritual, es mucho mejor si es dirigido y presencial, pues se pueden corregir muchos errores. En mi experiencia personal, como nunca antes había hecho yoga, me fijo mucho en el detalle de cualquier posición, precisamente para intentar evitar lesiones. Para mi lo más importante, al utilizar estos medios, es que el entrenador sea muy claro en sus explicaciones, cuanto más detalle mejor. Personalmente las posturas y vestimenta me importan poco, pero en el mundo del postureo es lo que prima, o que habrá quien tenga intereses en marketing y eso influirá también. Deseando poder practicar yoga cuando volvamos al gimnasio porque creo que me sienta bien física y mentalmente

    Responder
    • Siempre Yoga

      Hola María, me alegra mucho que las redes te hayan permitido conocer el yoga. Como decía en el artículo, el yoga se puede adaptar a este medio y hacer que llegue a todos de manera respetuosa. Para mí es una gran satisfacción que dediquéis tiempo a leer mis artículos y publicaciones en Instagram, pues todo esto requiere un gran trabajo y dedicación. Un abrazo.

      Responder
  3. Herminia

    El yoga es una disciplina a la que hay que respetar, y no distorsionarla. Estamos hablando de una técnica que como bien comentas requiere de años de estudio y práctica. Vosotros, los profesores de yoga expertos en esta materia, sois los que estáis intentando transmitir esta filosofía de vida. La de dedicarle tiempo a la introspección, a la meditación, transformación y evolución de uno mismo, y por ende de una vida enriquecida por todos los beneficios que aporta el yoga.
    Quienes frivolizan no sólo con el yoga, sino con cualquier actividad, persona o elemento de su vida, no tiene ninguna credibilidad como transmisor de conocimientos, ni siquiera tienen la luz necesaria para iluminar en su camino a otros “peregrinos”.
    Hoy día prima más un postureo, que un mensaje con una enseñanza más profunda que la banalidad de una imagen.
    Mereces todos los respetos por haber hecho de tu trabajo, tu esfuerzo y tu filosofía un ejemplo a seguir.
    Un abrazo!

    Responder
    • Siempre Yoga

      Muchas gracias Herminia. Este camino del yoga requiere mucho estudio y dedicación. Un abrazo.

      Responder
  4. Paco

    ¡Fantástico Ana! Comparto 100% lo que indicas. Para mi la naturalidad y la utilidad de lo que se publica es la clave del ÉXITO. Felicidades!!

    Responder
    • Siempre Yoga

      Muchas gracias Paco. Me alegra saber que compartes mi opinión. Procuro, por encima de todo ser yo misma y mostrar un yoga cercano y accesible a todos.
      Un abrazo

      Responder
  5. Marga

    Estoy Completamente de acuerdo contigo ana , el yoga no puede ser postures y exhibición pero nos toca vivir una época en la que el mundo es superficial y las redes sociales están llenas de ego y narcisismo ,

    Responder
    • Siempre Yoga

      Así es Marga. La imagen prima por encima de todo, cuando el yoga es algo de mucha profundidad. Muchas gracias por compartir tu opinión. Un abrazo fuerte.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un vídeo de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!