Seleccionar página

Yoga y Meditación

¿Sientes que tu mente no para y que tus pensamientos no te dejan en paz?

 

¿Te gustaría aprender a alcanzar la paz mental siempre que lo necesites?

 

Todo eso podemos conseguirlo gracias a la meditación.

 

En este artículo hablo sobre la meditación y su relación con el yoga, cómo el yoga puede ayudarte a iniciarte en la meditación, sus beneficios y algunos consejos sobre cómo comenzar.

 

Además, incluyo un vídeo de 15 minutos de una pequeña práctica meditativa.

 

 

Diferencia entre yoga y la meditación

 

Muchos se preguntan qué diferencias existen entre el yoga y la meditación.

 

El yoga es una disciplina que implica trabajo corporal, respiratorio y de concentración.

 

La meditación es una técnica para el desarrollo de la mente.

 

Yoga y Meditación son diferentes pero con puntos en común. Pueden ir unidos o separados.

 

El yoga es un buen medio para comenzar a relajar el cuerpo, como paso previo para la meditación. Sería como entrar en la meditación con una preparación previa.

 

Con el trabajo del yoga, preparamos el cuerpo y la mente para la concentración y la meditación.

 

Al principio puede que te resulte difícil, pero no te preocupes, la gran noticia es que eres como el resto de los mortales. La mente humana es así por naturaleza. Va de un pensamiento a otro sin parar.

 

 

Qué es la meditación

 

La meditación es un método específico para desarrollar y entrenar la mente. Gracias a ella cultivamos la atención, la lucidez, el contentamiento interior, la calma, la compasión, etc.

 

Aunque sientas que tu mente no para, la mente se puede entrenar y desarrollar habilidades para calmar tus pensamientos.

 

 

Técnicas de meditación

 

Existen muchas técnicas de meditación. Las más tradicionales son: Vipassana, Zazen, Shiné (budista), Antar Mouna, Ajapa Japa (repetición de mantras), etc.

 

Estas técnicas incluyen ejercicios variados como: observar el cuerpo, observar la respiración, los pensamientos, desarrollar la compasión, etc…

 

Las técnicas que suelen incluirse en el yoga suelen ser guías para que el alumno se sienta acompañado. Estas guías para estabilizar la mente pueden ser: observar los sonidos del exterior, las sensaciones corporales, la respiración, hacer visualizaciones, cantar mantras, etc.

 

Una técnica de meditación que suele llevar a cabo el yoga clásico es el Antar Mouna. Introducida por el maestro Swami Satyananda Saraswati.

 

En sanscrito Antar significa silencio y Mouna interior (meditación del silencio interior).

 

Es un entrenamiento para inducir al estado de conciencia. Consta de diferentes etapas para ir entrenando la mente. Partiendo de los sentidos para ir llegando al interior de nuestra mente de manera progresiva.

 

Con este método, se enseña al alumno a ir adentrándose en su interior. Consta de diferentes fases que se incluyen poco a poco conforme se avanza en la práctica.

 

Este método suelo incluirlo en muchos de mis Talleres de Yoga.

 

 

Cómo comenzar a meditar

 

Existe la idea extendida de que aquellos que meditan consiguen eliminar todos sus pensamientos e incluso levitar.

 

Con mucha práctica se pueden alcanzar estados meditativos en los que uno siente la energía muy presente y la mente ligera y libre de pensamientos.

 

Debes tener en cuenta que el aprendizaje de la meditación puede durar toda una vida.

 

 3 aspectos a tener en cuenta para meditar:

 

-La postura: La postura corporal en la meditación tiene una gran importancia.

 

La pelvis y los isquiones debe tener un buen apoyo. La columna debe estar erguida. Los hombros, brazos y rostro relajados.

 

Hay personas que sienten dolores en la postura de meditación. Por ello, existe la opción de meditar sentado en una silla.

 

En esta posición debes mantener los pies bien apoyados en el suelo, las piernas en un ángulo de 90 grados y la espalda erguida (sin mucho apoyo en el respaldo para evitar la somnolencia).

 

En la meditación tiene mucha importancia la inmovilidad del cuerpo. El movimiento corporal hace que la mente se disperse.

 

Si la espina dorsal se mantiene erguida y el cuerpo inmóvil, conseguiremos que la energía fluya hacia el cerebro y que nos mantengamos despiertos.

 

– El material: a no ser que tengas una flexibilidad excepcional, se recomienda meditar sobre un cojín. El motivo es facilitar que la columna esté erguida y que las rodillas se situen por debajo de las ingles.

 

También existe la posibilidad de usar un bloque o ladrillo y colocar encima una manta. Para ciertas personas este material suele ser más cómodo.

 

Por otro lado, se pueden usar malas (collar de cuentas), mantras, ejercicios respiratorios para ayudar a relajar el cuerpo y la mente y prepararse para la meditación.

 

-El hábito. La continuidad en el tiempo aporta profundidad en la práctica meditativa. La repetición construye el hábito.

 

Conforme avances en la rutina de meditar, te resultará más fácil calmar tu mente.

 

 

Cómo meditar en casa

 

Si te animas a meditar en la intimidad de tu hogar, te doy estas dos sugerencias:

 

-Procura meditar a la misma hora (o al menos en la misma franja horaria) y en el mismo lugar. Crear un lugar de meditación en casa que te inspire. Decorado con todo aquello que te guste.

 

Medita en un lugar tranquilo, con una luz tenue y una temperatura agradable, Ni demasiado calor que invita a la somnolencia, ni demasiado fresco que nos hace encoger el cuerpo.

 

 

Ejercicios para meditar en casa

 

Hacer un chequeo corporal: recorre y siente cada zona de tu cuerpo con las sensaciones que vengan, positivas o negativas.

 

Observación de la respiración: puedes llevar tu atención a la frecuencia de la respiración, a la respiración en el abdomen, a la temperatura del aire en las fosas nasales al inspirar y espirar, a los silencios o pequeñas retenciones entre la inspiración y la espiración, etc.

 

Observación de los pensamientos: dejamos fluir los pensamientos sin apegarnos a ellos. Ellos vienen y se van.

 

Visualizaciones de formas, colores, chakras, etc. Puedes servirte de la visualización para concentrarte.

 

 

Beneficios de la meditación

 

Son muchos los beneficios que aporta la meditación, entre ellos están:

 

-Aporta paz y claridad mental.

 

Reduce el estrés.

 

Mejora el sueño y la concentración.

 

Mantiene la mente joven.

 

Mejora el estado anímico.

 

 

Vídeo de meditación guiada

 

En este vídeo hago un breve calentamiento para preparar la postura de meditación. Ofrezco consejos sobre la postura y finalizo con una sencilla meditación de 10 minutos.

 

Si quieres iniciarte en la meditación y dar clases de yoga en Sevilla, puedes contactarme aquí.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!