fbpx

Yoga para hombres

En la sociedad occidental el yoga es practicado mayormente por mujeres. La publicidad, las redes sociales y las marcas de ropa lo focalizan en el género femenino. Afortunadamente, ciertas creencias están cambiando y la presencia de los hombres en las clases de yoga está ganando cada día más terreno.

 

A pesar de ello, aún existe la tradición cultural que invita a los hombres a entrenar duro, a ganar fuerza y a mostrar una imagen de “hombres de hierro”. Por desgracia, esta etiqueta los insensibiliza enormemente, alejándoles de una disciplina que puede reportarles múltiples beneficios.

 

Por estas razones, iniciarse en esta actividad aparentemente “poco movida” y no competitiva les produce en algunas ocasiones rechazo y les despierta cierta vergüenza.

 

Si eres un hombre y deseas practicar yoga no tienes por qué ser flexible, ni dejar de trabajar tu fuerza. El yoga es mucho más que eso. Y con la práctica, todo llega.

 

Te invito a que sigas leyendo este artículo. Te sorprenderá todo lo que el yoga puede aportarte.

 

 

El yoga también es para hombres

 

Qué mujer no ha vivido esa situación en la que se le dice a un hombre: ¿Por qué no pruebas el yoga? Y responde: “uy no, yo soy un palo, el yoga para mi mujer”.

 

Algunos se niegan en rotundo y otros vacilantes se inician en el yoga por prescripción médica y con cierto escepticismo.

 

Pasado un tiempo se sorprenden al sentir que trabajan todo el cuerpo con intensidad, se recuperan de sus dolencias, sienten tranquilidad, duermen mejor, se concentran con una facilidad pasmosa e incluso rinden más en su día a día.

 

El mito de que el yoga es para personas flexibles es una de las ideas más generalizada entre los hombres. Si a eso le añadimos que, por sus características genéticas, poseen mucho más músculo y suelen ser menos flexible que las mujeres, entonces el rechazo hacia el yoga aumenta.

 

Afortunadamente, es un falso mito, el yoga se adapta a cualquier persona. Y es que, en cierto modo, llegar a una clase de yoga, llena de mujeres que se sientan con las piernas cruzadas cómodamente, puede ser un poco frustrante para algunos hombres con caderas rígidas y espaldas tensas. Es más que comprensible.

 

Además, si los profesores de yoga no atendemos estas frustraciones con delicadeza y cariño, pueden surgir muchas más y darse el riesgo de que abandonen la práctica rápidamente.

 

Por otro lado, si los hombres poseen cierto sentido del humor y practican con un profesor cercano y divertido, pueden incluso sacar partido a esas situaciones de rigidez aparentemente “incómodas” echando unas risas y relajándose.

 

 

Otra razón que dificulta que los hombres se acerquen al yoga es esa imagen del yogui calmado y casi “blando” que no compite.

 

En el mundo masculino de la competitividad, el yoga puede percibirse como algo totalmente incompatible. Es cierto que el yoga promulga la “no competitividad”, pero se van superando ciertas barreras y los hombres comienzan a ver más allá de eso.

 

En muchas ocasiones, la competitividad genera ansiedad y aquí la práctica de yoga puede hacer un gran trabajo, pues desarrolla una gran conciencia corporal y ayuda a bajar el nivel de ansiedad.

 

 

Por otro lado, en algunas ocasiones los hombres utilizan el yoga como un recurso puntual (por lesiones) y luego lo abandonan por ser una actividad “demasiado tranquila” y que no les hace sudar tanto como una actividad aeróbica de alta intensidad.

 

Algunos creen que no es una actividad “retadora”. En todo caso, es curioso observar como algunos hombres no son capaces de aguantar las posturas demasiado tiempo y se agotan enseguida debido a un exceso de tensión en el cuerpo.

 

 

En mi opinión, uno de los mayores descubrimientos de los hombres que se inician en el yoga, es experimentar la intensidad con calma, un terreno nuevo que acaba enganchándoles, llegando incluso a pensar que el yoga es “mágico”.

 

 

Beneficios del yoga para hombres

 

¿Es beneficioso el yoga para los hombres? Te lo cuento en estas líneas:

 

-La práctica de yoga desarrolla la fuerza de voluntad.

 

-Proporciona tono muscular, flexibilidad y una mejor postura. Practicar yoga es una manera de construir músculo. La práctica continuada aumenta el rango de movimiento de músculos y articulaciones. En el caso de los hombres, que suelen tener una pelvis más rígida que las mujeres, mejoran su rango de movilidad.

 

-Ayuda a la eliminación de toxinas, reforzando el sistema inmunitario.

 

-Favorece la disminución de las inflamaciones en el organismo.

 

-Mejora la respiración. Para ellos de gran ayuda para sus músculos intercostales que suelen estar más rígidos.

 

-Ayuda a una mejor gestión del estrés. Un porcentaje muy alto de hombres suelen ocupar puestos de trabajo de responsabilidad que generan mucho estrés y ansiedad.

 

-Mejora las relaciones sexuales gracias a la estimulación de la circulación sanguínea de la zona genital y las funciones corporales.

Gracias a la práctica de yoga existe un menor riesgo de desarrollar problemas de próstata ya que determinadas posturas combaten el dolor y los síntomas de presión sobre el glande.

Según un estudio de Men’s Health del año 2011 publicado en el Journal of Sexual Medicine, encontraron que hombres que habían practicado yoga durante 12 semanas habían mejorado su función sexual incluidas medidas del deseo, satisfacción y orgasmo.

Estos beneficios eran debido a la combinación de mejoras en la musculatura de la pelvis así como en mejoras del estado de ánimo entre otros elementos.

 

– Ayuda a conocerse a uno mismo y a un mejor manejo de las emociones. En muchas ocasiones los hombres son educados para no mostrar sus emociones.  Por ello, el yoga puede serles de gran ayuda a la hora de mirar en su interior y adentrarse en el complejo mundo de las emociones.

 

-Desarrolla la concentración. La práctica de asanas, pranayamas y de técnicas como la relajación y la meditación son un medio excelente para ello.

 

-Mejora el rendimiento deportivo. Son muchos los deportistas que practican yoga. Los hombres suelen hacer más deporte que las mujeres y el yoga constituye un complemento perfecto para el rendimiento deportivo, además de prevenir y mejorar lesiones. – Aporta equilibrio físico y emocional.

 

-El yoga lleva el foco al interior, a la observación, a darse tiempo a uno mismo y a conocerse física y mentalmente.

 

 

A largo plazo, el yoga aporta muy buena salud.

 

¿Aún sigues pensando que el yoga es sólo para mujeres?

 

Si no crees aún en los beneficios del yoga para hombres, te animo a que lo pruebes. Te aseguro que no te decepcionará.

 

 

Si te apetece practicar yoga conmigo, vente a probar una de mis clases de yoga en Sevilla, contáctame aquí.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe artículos, novedades y noticias sobre yoga.