fbpx

Yoga para humanos

¿Qué piensas cuando ves la imagen esplendorosa de una persona haciendo una asana que se acerca al contorsionimo? ¿Se te quitan “literalmente” las ganas de practicar yoga? ¿O por el contrario te retas a ti mismo a realizar esa asana a toda costa?

 

Creo que todos en alguna ocasión hemos sentido frustración al ver la performance de ciertos yogis. El yoga es más que eso.

 

Con el auge de las redes sociales, se fomenta mucho la imagen y aquí el yoga se presta a eso con facilidad. Es bello observar las asanas de yoga, pero hay que tener siempre presente que detrás de esas posturas hay mucho más que una increíble flexibilidad.

 

La gente de a pie no acude al yoga para eso, si no para mover el cuerpo, aliviar dolores y sentir paz.

 

Una de las cosas más bonitas que me enseñaron durante mis 4 años de formación en Sadhana, fue el acercar el yoga a todo el mundo. Debe ser el yoga el que se adapte a la persona y no la persona al yoga.

 

En el lado opuesto, están aquellos que creen que el yoga es sólo meditar.

Hace unos días, una alumna mía me decía que no paraba de oír en su círculo cercano la idea de que el yoga era sentarse a meditar. Yo como profesora, aún lo sigo oyendo. Por eso, es interesante observar las caras de esas personas cuando asisten a clase; salen asombradas del esfuerzo que requiere la práctica del yoga.

Para el yoga, el cuerpo es el medio para llegar a la mente. Si no lo movilizamos, difícilmente podremos ablandarlo y llegar a nuestra mente de manera suave y dulce.

 

El yoga trabaja el cuerpo a un nivel profundo, desde la escucha y la observación. Jamás se me olvidará la frase de un alumno que me dijo tras sus primeras clases de yoga: “yo he hecho mucho deporte y he ejercitado muchos músculos, pero con el yoga estoy movilizando músculos que en mi vida había sentido”.

 

El yoga es tan práctico, que verdaderamente puede llegar a ser una salvación. Así fue para mí y para muchos de mis compañeros de formación. Recuerdo que al comienzo de la formación, estábamos más centrados en la práctica física, pero conforme fueron pasando los años, nos dimos cuenta que ese era el medio para poder llegar a nuestro interior.

 

A fin de cuentas, casi todos habíamos llegado al yoga para curar algo en nosotros mismos, algo que nos hacía la vida difícil. El yoga nos hace la vida más fácil y ligera.

 

En el yoga, la parte mental del yoga se denomina Raja Yoga mientras que la parte física es el Hatha. En el Raja Yoga se trata de controlar el prana (energía) por medio de la concentración mental y el Hatha Yoga, consigue su control por manifestaciones físicas.

A aquellos que vagan y luchan en la oscuridad incapaces de alcanzar el Raja Yoga, El Hatha Yoga les ofrece la luz.

Swatma Rama

En la sociedad occidental tenemos un ritmo de vida estresante. Todo se hace rápido y por ende se pierde la conciencia. De ahí la importancia de transmitir la necesidad de parar, sentir y observar. Además, de tratar al cuerpo con mimo. Acciones que si se llevan a cabo sobre la esterilla, se trasladarán inevitablemente fuera de ella.

 

Si cuidamos nuestro cuerpo, ¿por qué no cuidamos también nuestra mente? Según el psicólogo Guy Winch, la mente es la gran olvidada. Si no conoces a este psicólogo, te invito a que lo conozcas en esta charla de TED.

 

https://www.ted.com/talks/guy_winch_the_case_for_emotional_hygiene?language=es

 

En este vídeo nos invita adquirir unos hábitos higiénicos emocionales.

 

¿Qué hábitos higiénicos emocionales tienes tú?

 

La meditación puede ser uno de ellos. Con ella reducimos la actividad mental, combatimos el estrés y el envejecimiento, la ansiedad y la depresión y mejoramos nuestras relaciones sociales.

 

¿Estás dispuesto a cuidar de tu cuerpo y tu mente?

 

El yoga te invita a ello.

4 Comentarios
  1. Nani

    Me ha gustado mucho el artículo, como madre intento que las prisas no se instalen en nuestra casa sino justo lo contrario, empaparme de esa tranquilidad que tienen los niños a la hora de observar una piedrecita o una hormiga que se encuentre en el camino. Es muy inspirador. Gracias Ana

    Responder
    • Siempre Yoga

      Muchas gracias Nani. Esa es una de las ideas que nos transmite el yoga: la pausa en ciertos momentos de nuestra vida y sobre todo el disfrute del momento presente. Un abrazo.

      Responder
  2. Estef

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Me ha gustado mucho y la charla da ejemplos claros en los que es fácil verse reflejado… si no en la actualidad, en algún momento de nuestra vida…
    A mi el yoga, desde que lo descubrí, me ha ayudado siempre.

    Responder
    • Siempre Yoga

      Gracias Estefanía. La charla es estupenda. El yoga puede ser un bálsamo en muchos momentos de nuestra vida. Parar, sentir y escuchar siempre ayuda. En ocasiones es necesario. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe artículos, novedades y noticias sobre yoga.

Newsletter

Únete a Siempre Yoga y recibe un video de una práctica de yoga para comenzar el día.

You have Successfully Subscribed!